{{ tournament_name }}
Previa
Directo
Alineaciones
Estadísticas
Crónica
Pizarra
Mapa de calor
Comparar jugadores
Pases
Posiciones medias
Estadísticas jugadores
Formación provisional

Minuto a Minuto

{{ event.minute_label }}
{{ event.text }}
{{ event.text }}
{{ event.minute_label }}
{{ event.minute_label }}
{{ event.text }}

¡Volvió a la vida! Sin James, Colombia se recupera lentamente y piensa en la Copa América

9 Jun. 2021 - 19:59 pm
Por:
El seleccionado de Reinaldo Rueda tuvo una buena actuación en la doble jornada de la Eliminatoria, pero no es favorita en la cita continental.
Colombia se prepara para la Copa América / Foto: AFP
Colombia se prepara para la Copa América / Foto: AFP

Hay mejoría, pero la recuperación será lenta. Con Reinaldo Rueda, Colombia volvió a ganar de visitante en Perú y mantuvo a raya a la Argentina de Messi. Pero pocos apuestan a que el todavía convaleciente equipo cafetero esté para pelear la Copa América que arranca el domingo. 

 

 

En su regreso al banquillo cafetero luego de 15 años, Rueda fue audaz: excluyó al astro James Rodríguez por considerar que no tenía un "nivel óptimo". La decisión molestó al goleador del Mundial de Brasil-2014, pero los resultados le dieron la razón al técnico.   

La victoria 3-0 en Lima hizo olvidar las goleadas que el equipo sufrió ante Uruguay (3-0 en Barranquilla) y Ecuador (6-1 en Quito) en sus últimas salidas, en noviembre pasado. Y con el 2-2 ante la Albiceleste el equipo trepó a la quinta casilla del premundial a Catar-2022, que da cupo a una repesca contra una selección de otro continente.

Pero el desarrollo de los juegos cuenta una historia menos alentadora: Perú jugó 45 minutos con 10 jugadores y ante Argentina el portero David Ospina fue la figura de un equipo que empató más por la necedad de la defensa rival que por sus propios méritos.

Rueda "va a tomar la Copa América para afianzar la selección más que para ganar un título o llegar a una final" opinó el periodista especializado Steven Arce en diálogo con la AFP.

El aire en las filas de Colombia se había enrarecido bajo el mando el predecesor de Rueda, el portugués Carlos Queiroz.

Tras la histórica goleada sufrida ante Ecuador en la cuarta fecha de la eliminatoria, versiones de prensa indicaban una ruptura interna con James en el medio de la tormenta. El pulso sereno de Rueda parece haberle devuelto la unidad a la selección.  

Los dos goles que anotó Argentina en los primeros minutos hicieron temer que el equipo se desmoronara y diera paso a una nueva goleada. Pero desde el banco llegaron relevos que pararon el desangre.

Contra Messi y compañía el entrenador de 64 años uso los cinco cambios posibles. Dos de los ingresados, Luis Muriel y Miguel Borja, trajeron el empate con un gol de penal y un cabezazo agónico en los descuentos, respectivamente. 

"Al final le salieron todos los cambios que hizo (...) eso es conocer a sus jugadores, al grupo" anota Arce. 

Brasil es líder del clasificatorio con puntaje perfecto de 18 puntos en seis juegos. Argentina persigue con 12 y Ecuador (9) y Uruguay (8) completan el grupo de cuatro clasificados directos a Catar-2022.

En un equipo con muchas variantes futbolísticas, la mentalidad sigue siendo el Talón de Aquiles. "Colombia dejo de existir entre el primer y el segundo gol", de Argentina, reclama Arce.

Para el exportero de la selección Óscar Córdoba los cuatro cambios que Rueda hizo en los primeros 45 minutos del último juego "demuestran que realmente el equipo no entró concentrado, que no entendió la idea de juego", expresó en ESPN. 

La concentración "es un tema a corregir", de cara a la Copa América, complementa Arce. 

Colombia, que iba albergar el torneo junto a Argentina pero perdió la sede por las protestas contra el gobierno que dejan decenas de muertos, conquistó la Copa por única vez hace veinte años como local. 

Desde entonces el fútbol cafetero ha crecido al punto de presentar una alineación con ocho jugadores del fútbol europeo contra Argentina. Pero la Copa América sigue siendo su bestia negra: en las últimas seis ediciones el mejor resultado de los colombianos fue el tercer puesto obtenido en 2016. 

El accidentado torneo que se disputará en medio de los reproches de varios jugadores que no ven con buenos ojos su realización en plena pandemia, no parece la oportunidad para que la selección cafetera vuelva a pelear contra los grandes del continente.

"Hoy no podemos decir que vamos a desafiar a Brasil, que está muy sola en el parque", sentencia Arce.