Ya era hora

29 Nov. 2019 - 08:36 am

Las camisetas rojas  se veían desde temprano por todas las calles de Cali, el tema de conversación en la oficina, en el transporte, en la eps, en la cafetería era el partido de América, solo se hablaba de la eventual final.

El estadio imponente veía como escarlatas y cardenales jugaban un muy agradable primer tiempo, que hacía creer que los mínimos detalles serían los que determinaran al clasificado, hubo una jugada de penal, que el árbitro no pitó, el primer tiempo expiró con un 0 a 0 clavado y con la sensación de que vendría el júbilo para la segunda parte.

Los primeros minutos del complemento no fueron los mejores, Santa Fe se acercaba y América se veía nervioso y confundido, para completar Duván Vergara dejaba la cancha por lesión, los nervios crecían, pero apareció el tridente de la noche; Volpi, Rangel y Pisano, el primero asistiendo a distancia, el segundo luchando en los aires, y el tercero controlando y definiendo sutilmente una jugada que rubricaba su gran noche, Matías jugó sin duda su mejor partido desde que está en América, el estadio parecía se fuera a caer.

Luego un error arbitral de procedimiento técnico, por poco empaña la felicidad, Guimarães presionó y no se configuró el error, mientras los de Blanco reclamaban, Volpi de nuevo leyó perfectamente el juego y asistió a Michael Rangel para cerrar la ruta que había iniciado en Bogotá hace algunas semanas, golazo del “rompecorazones” golazo que gritaron todos, el directivo, el técnico, los suplentes, el de sur, el de VIP, el que estaba frente al TV; ya era hora que esta hinchada celebrara, ya era hora de que nos tocaran los caramelos y no las Aspirinas.

América vuelve a una final y vuelve después de once años a la Copa Libertadores de América, ya era hora de poder gritar y saltar de felicidad.

La frase de cierre : “Esto es para la gente, nadie más que ellos se lo merecen” Julio César Falcioni.

Interactúemos en Twitter @jorgepubliradio

Un abrazo y nos leemos en éste blog Toques y Pelotas.

Jorge Puerto Ladino
Jorge Puerto Ladino