Fútbol Internacional

El racismo, una gran amenaza para el fútbol

26 Dic. 2019 - 16:31 pm

Desde  una   visión  idealista  y  dialéctica,  el  fútbol   debe   propender   por   una  inclusión  e  integración  social   entre   las   diversas  culturas   y  naciones,   que   ratifiquen  los  principios  de   igualdad   y   respeto  difundidos  por  la  FIFA.  Esto  suena  bien   dentro  de  la  teoría,   pero   la   realidad    nos  muestra   otra   dinámica,  que  está  enmarcada   por  las   rivalidades  entre  los  diversos   equipos   de   fútbol  y  también   por  los   distintos  intereses   políticos,  sociales  y  económicos  que  se  pueden  suscitar.  

En  el   fútbol   podemos  hablar  de  3   clases   de  racismo,  según  su  discriminación.  El  primero   es  el   instrumental,  que  sirve  de  excusa   para  intimidar   a   sus   jugadores   y  también  provocar  a  sus  seguidores.    El  segundo  hace  referencia    a  una  discriminación  impulsiva,  que  se  origina  desde  la  frustración, la  inseguridad,  el  desconocimiento  y  en  otros  casos  por  la  falta  de  entendimiento. Y  el  tercer  nivel,  está   orientado  al   institucional,  que  busca    dar   participación    y   atención  a  las  minorías,  a  través   de  acuerdos   y  normativas.   

Si  bien,  el  racismo   en  el  fútbol  se  ha  producido  a  lo  largo  del  mundo,  tenemos   un  punto  de  referencia  y   un  caso   muy   especial   en   España.   Por ejemplo  traemos  en  contexto,   el  caso   vivido   por   el   francés  Thierry   Henry   en  el   año   2004  en  el  Arsenal  de   Inglaterra.    Este   fue   el  conflicto   que  tuvo  con  el  español   José  Antonio  'la Perla  Reyes'  Dígale al negro   ¡Soy mejor que usted!  ¡Negro de mierda, soy mejor que usted!”

Uno  de  los   símbolos   más  representativos  del  racismo  en  el  fútbol  es   la  banana.  Esta  se   ha  mostrado  como  la  manera  de  referirse   de   un   “Mono”,  hacia  un  jugador  que   está   en  supuesta  condición  de    inferioridad   por  el  color   de   su    piel.  Además  de  esto, lo  más   ofensivo  es   el   lanzamiento  de   esta   al  terreno  de  juego.   Por  el  bien   de  este  espectáculo,  esto  es   algo  que  no  debemos  volver    a  ver.      

Han sido  varios  los   jugadores  latinoamericanos   que  han  sufrido  de  ataques  racistas   en  el   fútbol  europeo.   Aquí   los  recordamos.  Adolfo  “Tren”  Valencia,   Dani  Alves,   Marcelo,  Andrés   Guardado,   Hugo   Rodallega,   Roberto  Carlos,   entre   otros.   Entre  estos,  uno  de  los  más   recordados   es   el  de   Dani   Alves  quien   jugando  para   el   Barcelona  frente   al  Villarreal,   se  disponía  a  cobrar  un  tiro de  esquina,   recibiendo  por  parte  de  los  aficionados   un  banano.   Aquí,  el  lateral  derecho   brasileño  tuvo  una  reacción  inteligente,  se  comió   esta  fruta.   

Puede  que  este  aspecto  para  la  opinión  pública   y   la  comunidad   futbolera,  no  sea  de  gran  relevancia,  si   debe  serlo  para  los  ámbitos  culturales,  raciales   y  sociales,  los  cuales  están  ligados  directamente   con  la  integridad   del  ser  humano.    

Juan.Moreno
Juan Fernando Moreno Jiménez