Juan Cruz Real, ¿el poeta de las líneas vacías?

5 Abr. 2021 - 16:02 pm
Juan Cruz Real, técnico de América. / Foto: VizzorImage - Gabriel Aponte
Juan Cruz Real, técnico de América. / Foto: VizzorImage - Gabriel Aponte

Primero, no quiero atacar a Juan Cruz Real como muchos hinchas de América de Cali. Simplemente quiero analizar varias cosas que, incluso con el campeonato obtenido, no he logrado entender.

El Pascual Guerrero, que era un infierno para los demás clubes colombianos, se convirtió en el rescatadero de puntos de los que luchan por clasificar en la liga nacional. Solo Pereira y Millonarios se fueron con las manos vacías de Cali.

Otro de los aspectos es el modo de juego. No entiendo por qué utilizar laterales que no juegan en esa posición, por qué realizar cambios que parecen improvisados y por qué dar oportunidades a jugadores que no han mostrado el nivel deseado. La terquedad puede convertirse en un defecto difícil de superar.

También tenemos que hablar de la falta de gol por mérito colectivo. Hay que ver unos cuantos partidos de América para confirmar que depende de las individualidades de Yesus Cabrera, Santiago Moreno, Duván Vergara y el capitán Adrian Ramos. Los partidos se resuelven producto de la brillantez de estos deportistas y no por lectura de juego desde el banco.

Los ‘diablos rojos’, contra todo pronóstico y con una mística o suerte que no se entiende, son octavos con 25 puntos y dependen de sí mismos. Tienen por delante a Jaguares y Tolima. La clasificación o la eliminación están en una moneda que gira en el aire y parece caer hasta el último instante del todos contra todos.

Mirando más adelante tenemos la Copa Libertadores, que hace un año ya fue uno de los puntos criticados al equipo. Pareciera que el sorteo que se realizará en los próximos días tuviera que ser bondadoso con el cuadro rojo, para que al menos se pueda soñar con una clasificación a octavos de final o en el peor de los casos a Copa Sudamericana.

Algo le falta al América y es fútbol. Incluso puede estar dentro de los ocho y pelear por la estrella 16, pero habrá un punto en que rezar y la suerte no será suficiente

Ricardo Moreno
Ricardo Moreno Rivera