Un pitazo inicial para la historia

21 Feb. 2021 - 09:45 am
Nacional vs. América, duelo de la fecha 8 de la Liga / Fotos VizzorImage
Nacional vs. América, duelo de la fecha 8 de la Liga / Fotos VizzorImage

En el camino de alcanzar lo que ansiamos debemos estar dispuestos a enfrentarnos a un sinnúmero de rivales. Algunos de estos representarán batallas difíciles. Unos pocos significarán encuentros grandiosos. Sin embargo, existirá solamente un rival con el que los combates ostentarán el título de legendarios. 

Hoy el fútbol colombiano vive su duelo más representativo. El campo de juego presenciará a dos gigantes batirse por el honor y la gloria. Atlético Nacional y América de Cali se enfrentan en un cara a cara que va más allá de obtener solo tres puntos.

El verdadero clásico del país es una cuestión que trasciende el hecho de ganarle al rival en la cancha. La tensión se respira en los hinchas días antes del encuentro. Los corazones se agitan, la respiración se hace más fuerte y las pasiones afloran antes de ver los equipos saltar a la arena. En la mente se incrusta una convicción que sólo los verdaderos aficionados experimentan; esto no es un simple partido, es un juego por la vida.

Aquí no se trata solo de superar al rival en términos deportivos. En este desafío se arriesga la historia de dos ciudades, se enfrentan las raíces de dos culturas, se apuesta el prestigio y se empeña el orgullo de dos hinchadas. No hay nada que inyecte más energía a un equipo que ganar el clásico rival. Aquí vencer es una situación de vida o muerte.

En la guerra y en el juego todo se vale, más aún cuando nos vemos enfrentados a   la dicotomía de conseguirlo todo o quedarnos sin nada. Hoy se enfrentan el pasado y el presente del balompié de nuestro país en un duelo determinante. El orgullo del actual bicampeón se bate con el prestigio del equipo más laureado de Colombia.

Es el día más esperado por las aficiones más grandes del país. El aliento de miles de hinchas está retenido esperando para desfogar la pasión que enciende sus corazones. Hoy es el día en que el tiempo se paraliza a la espera de un pitazo inicial para la historia.