Selección Colombia

Una Colombia pálida e ineficaz

15 Oct. 2019 - 22:46 pm

Para mí, incomprensible. Si consigues jugar un partido con Argelia, el flamante campeón de África, lo más elemental que podía hacer el DT Queiroz era poner su mejor alineación en lugar de hacer una Selección Colombia con algunos titulares, otros suplentes y hacer una “segunda escuadra”. Creo que no existió ni la planificación adecuada para los dos partidos en fecha FIFA, ni el respeto necesario hacia una selección que había ganado el título africano el pasado 19 de julio.

Pasó, entonces, que el DT Belmani sí puso su mejor nómina, la misma que jugó la final vs. Senegal, y nos pegó un baile, al mejor estilo Berebere, que nos ha dejado con un mareo tal que tardará en pasar. Argelia tuvo 10 de sus titulares (a excepción de Mandi que no estuvo x Atal) incluyendo a sus cracks Bennacer, Mahrez y Fighouli. Argelia nos ganó 3x0 con todos los méritos traducido en un fútbol rápido, exquisito, de buen manejo, de buena técnica y auténticamente ofensivo.

Fue un paseo. Colombia fue una oda al desorden en defensa y ataque. No le encontramos la vuelta jamás. El primer gol Bounedjah fue un regalo, con moñito incluido de Oscar Murillo, al tratar de hacer lo que no deben hacer los zagueros centrales avanzar con la pelota y tratar de driblar a un atacante contrario. En el segundo anotado por Mahrez había ocho jugadores de Colombia dentro de las 18 yardas jugando a la “montonera” pero sin referencias individuales ciertas. En el tercero, segundo de Mahrez, había cuatro defensores de Colombia delante de él. Su acción fue estéril. El remate de Mahrez fue de una precisión tal que ni Ospina pudo llegar al balón.

Ante Argelia, creo que los “doctores Contreras” encontraron todas las respuestas equivocadas que buscaron como ciertas. Que querían ver a los laterales lanzándose al ataque y eso mostró a una Colombia débil y sin apoyo al circuito ofensivo. Que Murillo es el auténtico central con perfil zurdo, fue el más nervioso e inseguro de los defensores, con gol regalado de bonus track. Que querían ver a Mateus sobre la banda derecha y ni por derecha, ni por izquierda. Que Cuadrado es volante externo y no interno, pero esta vez ha sido la única ocasión en 12 partidos que no funcionó.

Después, cuando ya se había venido el mal resultado, el aguacero de críticas y en providencia de no perder más allá de 3x0, Queiroz envió a Barrios, su jefe de seguridad, a salvar la casa de Marcela cuando ya se había quemado.

De verdad que hemos quedado mirando un chispero como decía niña Silvia. Ni defensa, ni ataque, ni generación. Esta Colombia es pálida y estéril y hoy se vio sin rumbo fijo. Ni fútbol, ni goles y esta vez, lo mejor que tenía, su circuito defensivo, permitió 3 goles cuando en los 11 partidos anteriores sólo había aceptado 4.

Los argelinos nos pasaron por encima, y eso se hincha…

Hugo Illera
Hugo Illera