Toma al Palacio de  Justicia: Millonarios vs. Unión Magdalena fue el Sofisma de distracción

7 Sep. 2022 - 08:24 am
Toma al Palacio de Justicia. Foto: AFP
Toma al Palacio de Justicia. Foto: AFP

 “Cada cierto tiempo del partido, me acercaba a la pista atlética para escuchar por el radio transistor; lo que acontecía  en el Palacio de Justicia”.

Norberto Peluffo.

A lo largo de la historia de la  humanidad,  el  fútbol  y  la política  siempre han ido de la mano,  pero  en este  vínculo,  la segunda  siempre  ha  buscado  algún interés  sobre la primera.  Y esto fue lo que ocurrió la noche   del jueves  6 de noviembre de  1985, cuando la televisión pública  por  orden del Gobierno Nacional, decidió  transmitir  el partido  entre  Millonarios  y Unión Magdalena en el Estadio El Campín  para  no mostrarle a los colombianos  lo que realmente estaba sucediendo  en el Palacio de  Justicia. 

Recopilando la historia y concatenando cada uno de los hechos, el 17 de octubre de  1985,  el Gobierno Nacional  hizo una reunión donde se trató el plan que  tenía el M-19  para tomarse el Palacio de Justicia. Ante este panorama, se dio la orden de instalar vidrios de seguridad, barreras eléctricas y el aumento de pie de fuerza.  Y de estos tres elementos, el único que no se cumplió fue el del pie de fuerza, el cual se sustrajo tres días antes de la toma, dejando la seguridad en manos  de 3 celadores  con armas de un solo tiro. 

Estos hechos de violencia y barbarie  duraron un total de 27 horas,  donde  aproximadamente se estima que fueron un total  de  98 personas  muertas.  Por las  investigaciones  realizadas por la Fiscalía  General de la Nación, desde el año 2005, tras las diversas  desapariciones  y asesinatos, se  detuvieron   a varios coroneles, entre  ellos a Alfonso Plazas  Vega.  En aquellos 6 y 7 de noviembre, Plazas Vega hacía parte  de la Escuela de Caballería, fue designado  como comandante para coordinar las acciones estratégicas  militares del Palacio de  Justicia.  El 9 de junio de  2010,  fue condenado a 30 años  por la Juez Tercera  Especializada de Bogotá,  María  Stella  Jara, quien lo halló culpable  en la desaparición  de los empleados  de la cafetería  del Palacio de  Justicia y de la guerrillera Irma Franco; a quienes  se comprobaron   hace pocos días que estaban muertos.  

En la contextualización y actualización de los hechos, el 16 de diciembre de 2015, el coronel en retiro, Alfonso Plazas Vega fue declarado absuelto por la Corte Suprema de Justicia. La votación de la Sala Penal de este organismo judicial fue de 5 votos a favor de Plazas Vega, y tres en su contra.   

Pero  ya  hablando concretamente  del  partido de fútbol, el cual se  disputó  en medio de ese clima  hostil, este  se jugó  en el estadio  El  Campín, entre  Millonarios  y Unión Magdalena. Pero lo que realmente sorprendió a  la   opinión pública  y a los mismos  protagonistas del partido, fue que este se  transmitió por la televisión nacional. 

El  equipo  “Bananero” , que se encontraba  hospedado  en el viejo hotel Dann de  la avenida  19  No 5-72,  al centro de Bogotá,   a  14 cuadras de la Plaza de Bolívar, tenía como  técnico en aquel  entonces a  Eduardo  Julián Retat, quien   afirmó:  “Que  tras los hechos violentos  que  acontecían en el Palacio de Justicia; y los cuales  aumentaban  tras el correr de los minutos,  ellos  creían que el partido no se jugaría,  pero  sucedió lo contrario”

En el documental que realizó Señal Colombia, sobre estos dos hechos; la Toma al Palacio de Justicia y el partido Millonarios vs Unión Magadalena, hablaron ex jugadores de fútbol y periodistas, quienes concuerdan que fue algo bien extraño e inesperado que en medio de la tragedia que se vivía en el Palacio de Justicia, el Gobierno Nacional optará por transmitir dicho partido por la televisión pública.  Aquí el concepto del periodista Eduardo Arias, ante este hecho. Entre cambiando y cambiando el canal, me encontré con el partido entre Millonarios vs Unión Magdalena, el cual no fue anunciado con anterioridad. A pesar de la sorpresa, me quede viendo este juego, porque donde haya fútbol, ahí me quedo enganchado ”

Aquel  Millonarios, era  dirigido por  Eduardo Luján Manera. Su onceno titular estaba integrado por :Alberto Pedro  Vivalda,  Noberto  Molina,  Luis Norberto Gil, Miguel Augusto Prince  y José Cheche Hernández;  Norberto Peluffo, Germán Morales, Germán Gutiérrez de Piñeres; Manuel  Acisclo Córdoba, Juan Gilberto  Funes  y Arnoldo Iguarán.  El  resultado fue lo que menos importó  aquella noche,  pero  para los que les gusta tener todas  las estadística, Millonarios se impuso  2-0  y  el  partido hacía  parte  del Octogonal Final. 

Este era el panorama futbolístico de Millonarios en aquel año de 1985.  Al comenzar el Torneo Apertura, el equipo “Albiazul”, le trasfirió al Deportivo Cali, al “Pibe” Valderrama, que con el tiempo se convirtió en el volante de creación más importante del fútbol colombiano.  Gracias a él y a todo el equipo que habían montado y trabajado Francisco “Pacho” Maturana  y Hernán Darío “Bolillo” Gómez, Colombia estuvo en tres mundiales de manera consecutiva. Italia 1990. Estados Unidos 1994 y  Francia 1998. 

Quisimos traer este episodio histórico  y su relación con el fútbol y el deporte, como un mensaje de reflexión,  que  a lo largo  de los años y las  décadas,  este  hecho se ha repetido en  diferentes  lugares  del  mundo, como un instrumento político  para implementarlo como un sofisma de distracción en la sociedad. No podemos ignorar  lo que aconteció con Adolfo  Hitler  y su  campaña nazi en medio de los  Juegos Olímpicos de  Berlín 1936,  el  Mundial de  Argentina 1978 en medio de la cruel dictadura militar de Jorge  Rafael Videla. 

La Guerra Civil  Española, al mando de  Francisco Franco  y todo  las grandes gestas  del fútbol español  desde el año de  1939  hasta  1975.  Y por qué no recordar también la organización del Mundial de Sudáfrica  2010,  tras un pasado lleno  de  conflicto bélicos  y de diferencias socio-culturales;  que se produjeron  en la   “South African Border  War”, que traduce la Guerra de la frontera de Sudáfrica” y  también desde el mismo Apartheid.

Juan.Moreno
Juan Fernando Moreno Jiménez
Tags relacionados